Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Sociedad del espectáculo’ XML Feed

Cuando ya no sirven las palabras


©/2 Antonio Miguel Nogués Pedregal (2017)
Publicado en Eurogaceta, miércoles 1 de marzo de 2017

Kazimir Malevich 1918 Blanco sobre Blanco | Fuente http://dimetilsulfuro.christiangarciabello.es

Kazimir Malevich Blanco sobre Blanco 1918

Nada.

Ahora que las palabras ya no sirven solo queda un espacio lleno de silencio.

Han muerto los deícticos, las anáforas y las metáforas. Hasta el pleonasmo entra en contradicción consigo y se ha hecho innecesario. Recorrer la distancia entre la sinécdoque y la metonimia hace tiempo que no interesa a nadie. Leer más…


Miércoles, 1 de marzo de 2017 Comments off

La justicia poética del ‘sorpasso’. Un ensayo epistémico sobre la cientificidad de la soberbia intelectual en la política real (II)


©/2 Antonio Miguel Nogués Pedregal (2016)
Publicado en Eurogaceta, domingo 28 de agosto de 2016

El Roto

Viñeta de El Roto para el periódico El País, 28 junio de 2016. | El País

La justicia poética del ‘sorpasso’. Un ensayo epistémico sobre la cientificidad de la soberbia intelectual en la política real (II)

Hablaba en mi anterior columna (I) que existe una tendencia filosófica conocida como intelectualismo moral, que vincula el saber (conocimiento) con el actuar moralmente, de modo que cuanto de mayor calidad sea ese conocimiento, mejor se podrá actuar y más legitimadas estarán las acciones que se tomen. Esta nueva versión del intelectualismo moral simplifica la calidad del conocimiento (…) Leer más…


Domingo, 28 de agosto de 2016 Comments off

Belenes, circos y distracciones digitales


©/2 Antonio Miguel Nogués Pedregal (2016)
Publicado en Eurogaceta, lunes 18 de abril de 2016

IMG_4613Belenes, circos y distracciones digitales

Hace meses lo de los titiriteros, después lo de las cabalgatas de reyes, en medio lo de los belenes municipales, lo de la navidad, lo del solsticio y lo de las saturnales, después las procesiones de semana santa, estos días lo de la república y pasado mañana lo de las comuniones laicas, para volver a comenzar el ciclo después de las fiestas patronales de cada localidad. Y además así, todo escrito en minúsculas, que es la manera en la que a falta de argumentos se fustiga con el menosprecio ortográfico en esta españa que tanto complejo desarrolla. Es un calendario jalonado de festividades de tradición católica, apostólica y romana. Es lo que tiene la historia, que por más empeño que pongamos en destruirla, más se empeña ella en permanecer en la memoria y en los documentos. Ahí está si no el recuerdo de todos los que como mi abuelo fueron fusilados en la Guerra –esta sí con mayúsculas. Ni siquiera los subterfugios que utilizan los que hoy se erigen –por el empleo de esos mismos subterfugios—en cómplices morales de aquellos asesinos, consiguen impedir que las cunetas nos devuelvan a nuestros muertos poco a poco. Si la historia se resiste a desaparecer en la memoria, en los documentos se vuelve indeleble. Al igual que todas las dictaduras han llevado y llevan el registro de sus enemigos, el nombre de mi abuelo todavía permanecía –seis años después de su asesinato en noviembre de 1936—en el boletín oficial de la provincia de cádiz del 27 de febrero de 1940 para ser juzgado por el tribunal regional de responsabilidades políticas de sevilla.
Leer más…


Lunes, 18 de abril de 2016 Comments off